... y reinventarse en Sherbrooke

domingo, 9 de mayo de 2010

Aun enfrentamos cambios

El pasado 4 de mayo cumplimos 15 años! Digo "cumplimos" porque Andrea los cumplió de nacida y nosotros como padres de las tres bellezas que Dios nos regaló. Cuatro días mas tarde, festejábamos con Anahí sus florecientes 12 años también.
Como muchos países latinoamericanos, tradicionalmente en Paraguay se festejan los 15 de una niña como la edad en que pasa a ser considerada casi entre los adultos de la familia, puede salir a fiestas, participar de las conversaciones de los adultos, tener "novio oficial" quien a su vez tendrá que presentarse en la casa a hablar con el orgulloso padre y "pedir permiso para llegar", que en paraguayo quiere decir ser reconocido por la familia como "novio" de la señorita, sin que se llegue todavía a los extremos de un compromiso matrimonial, que ya es cosa seria!
Dada la importancia de este cumpleaños, allí generalmente se festeja con una fiesta donde se invita a todos los familiares y amigos y hasta podríamos decir que se tira la casa por la ventana! Aunque en las últimas décadas la costumbre ha añadido otros bemoles: viajes a Europa o a EEUU, regalos de alto precio (propiedades, joyas, etc), en fin, es como un espectáculo o una competencia a ver quien hace la fiesta mas despilfarradora,  o el gasto mas imponente...
A nosotros esto de la competencia de riqueza no nos resultaba atractiva y mucho menos provechosa, así que desde que cada niña cumplía 9 años, habríamos una cuenta de ahorro programado para ella de modo a juntar un dinero que pudiera usar en algo útil o que le sirviera en caso de que nos pasara algo a nosotros o en último caso, si tal era su deseo, para usar una parte en hacerle una fiestita donde se pusiera vestido largo y tacones y bailara el vals de los 15 con el papá, rodeada de los mas allegados.
Pero al decidir salir del pais, pensamos que el mejor regalo que podriamos darles a las tres era la oportunidad de cambiar de calidad de vida y ampliar las chances para un mejor futuro. Ese dinero que habiamos ahorrado "para los 15" pasó a formar parte de lo declarado en el proceso migratorio y, obviamente, fue extraido y cambiado a dólares canadienses poco antes del viaje.
Aquí no se festejan los 15, al menos no entre los locales, mientras que en la comunidad latina sí hemos visto fiestas parecidas a las paraguayas. Entonces preguntamos a Andrea que quería ella y decidimos que era mejor regalarle lo que nos pidió y luego salir a cenar en familia donde quisieran las cumpleañeras.
Al principio me sentí algo mal, pensé que no era justo no festejarle los famosos 15 de otro modo, que quizás el "tirar la casa por la ventana" era un modo más de mantener nuestra cultura... pero afortunadamente me volvió la cordura y rapidamente me di cuenta de lo feliz que está ella con sus regalos, no solamente los que recibió ahora sino con su vida aquí, con sus estudios, con sus actividades, con sus ya "entrañables" (asi es la vida de los adolescentes...) amigo/as y con sus preparativos para el gran viaje de benevolado (voluntariado) que planean realizar el año próximo a Perú con un grupo seleccionado de compañeros/as y profesores de su colegio secundario. Me tranquiliza mas aun el que sea ella misma quien lo afirme sin necesidad de preguntárselo.
Ya no solo nosotros dos, Vic y yo, pensamos que tomamos la decisión correcta, sino que se confirma con la actitud de nuestras hijas, con sus luchas y sus logros, con las espectativas y los planes que forjan...
ESE es el mejor regalo que pudimos elegir para las niñas!!

2 comentarios:

yhuri dijo...

los felicito por ser tan bellos padres y por tener esas lindas hijas, de paso felicita a tus hijas en su cumpleanos DIOS las bendiga y llene de muchas virtudes
con carino yhuri

ANGELITA dijo...

Feliz cumpleanos a las ninas!

Nos estamos viendo!

Web Pages referring to this page
Link to this page and get a link back!