... y reinventarse en Sherbrooke

martes, 10 de noviembre de 2009

Veranillo de los Indios

Ya antes de venir había escuchado la expresión "l'Été des Indiens" o "Indian Summer" con que en América del norte llaman a lo equivalente de nuestro "Veranillo de San Juan", solo que como las estaciones están a la inversa, no ocurre en San Juan (24 de junio) sino en octubre.
Como estamos disfrutando de este periodo, con temperaturas de hasta 18°C y un brillante y bellisimo sol, investigué un poco y encontré en météo.org informaciones bastante completas de este curioso fenómeno. A continuación les dejo una traducción libre de parte del texto original.

La expresión designa un período de buen tiempo que se produce durante la temporada del otoño (es decir, del equinoccio de otoño hasta mediados de noviembre más o menos) después de las primeras heladas.
Este fenómeno es aleatorio y consustancial a todo el hemisferio septentrional. Se comenzó a hablar del Indian Summer en primer lugar en Pensilvania al final del siglo XVIII. Este término viajó a continuación en las regiones de Nueva York y la Nueva Inglaterra hacia 1798. Habría hecho su aparición en Canadá hacia 1821 y en Inglaterra hacia 1830. Veinte años después de su aparición, esta expresión se habría establecido en el lenguaje popular de todo el noreste de América, luego en todos los países anglófonos. Los francófonos del Canadá entonces tradujeron este término a Été des Indiens, o literalmente "verano de los Indios".


El origen de este nombre

Es dudoso. Sin embargo, se emitieron varias hipótesis. De entre ellas, la más popular dice que el nombre “verano de los Indios” es debido a que los Amerindios aprovechaban de este tiempo suave y sin precipitaciones para preparar sus viviendas para la temporada fría. Estos indígenas, antes de reinstalar sus refugios de invierno, aprovechaban estos últimos días bonitos para terminar sus cosechas y los surtir los wigwam de provisiones. La temperatura que era clemente, los días eran propicios a la conservación de la caza acumulada. Como vivían del día a día, esperaban a los últimos minutos para ir a la caza. Si, desgraciadamente, el período esperado de tiempo suave no tenía lugar, esperaban un invierno de “vacas flacas”.
Según la tradición oral, los Indios nómadas (Montañeses, Abenakis, Malecites, Algonquinos y otros) aprovechaban este período del año para cambiar de campamento. Subían de los campos de verano a la desembocadura de los ríos o sobre el borde de los lagos, llenaban los botes y remontaban hacia los territorios de caza en la profundidad de los bosques, tanto en Abitibi, en el Alto Mauricie como sobre la Costa Septentrional. Pasaban el invierno, en pequeños grupos, en tipi aislados con pieles si la caza con trampas era buena, haciendo la caza de grandes animales, que se volvía más fácil debido a la nieve.


Criterios

Puesto que el verano de los Indios no es realmente científico, sino más bien popular, no se establecen de verdad los criterios. Se considera que se vive un verano de los Indios cuando:
  • el período de tiempo excepcionalmente caliente sigue a un período de helada;
  • el tiempo es generalmente soleado;
  • no hay o hay escasas precipitaciones;
  • los vientos son ligeros, de dirección variable;
  • hay un poco de niebla matinal;
  • las temperaturas nocturnas están cerca de normales;
  • las temperaturas diurnas son más elevadas de lo normal (alrededor de 4 a 6 grados de más);
  • estas condiciones deben continuarse durante al menos 3 días.

Algunas estadísticas
  • En Montreal y Quebec, el verano de los Indios se produce generalmente en torno al 10 de octubre, con una frecuencia más probable, para Montreal, el 7, 15 y 16 de octubre. Comparativamente, para la ciudad de Quebec, los períodos más frecuentes están del 6-8, 11-12 y 14 16 de octubre.
  • El más tardío fue el de 1953 que tuvo lugar del 18 al 20 de noviembre. Los otros tardíos estuvieron del 3 de noviembre de 1938 y el 1 de noviembre de 1944.
  • Este verano suplementario dura habitualmente 4 días y se produce generalmente entre el 6 y el 16 de octubre.
  • Sólo hay alrededor de un 27% del total de los veranos de los Indios que duraron 5 días y más; y ello, lo mismo en Montreal que en Quebec. Eso prueba que el fenómeno se refiere a una extensa amplitud geográfica.
  • Alrededor del 40% de los años, en Montreal, disfrutan de solo un verano de los Indios. (Para Quebec, es 50%). Alrededor del 25% de los años, en Montreal, gozan de 2 veranos de los Indios. (En Quebec, es un año sobre 7). Alrededor del 4% de los años son afortunados: se benefician 3 o de más veranos de los Indios. (el año pasado tuvimos dos en Sherbrooke)
  • Entonces, se constata que no es seguro que un año dado tenga un verano de los Indios, pero lo que se sabe, es que este fenómeno es más que una leyenda: es una realidad climática.
Y una realidad muy bienvenida para nosotros tras la semana de encierro, a decir verdad!

PD: Actualización a las 9h30 a.m.: me acabo de dar cuenta de que Guillermo posteó sobre lo mismo ayer. Eso me pasa por pasarme el reposo jugando en el facebook en vez de recorrer otros blogs como debería, jejeje...;D

2 comentarios:

PaulyS dijo...

Me algro de que esten repuestos, el clima es excepcional. Tuvimos un domingo con 18 grados y puro sol, hoy ya son mas normales las temperaturas. Besitos

FelipeSg dijo...

Por estos lados (cerca a Laval) también está calentando desde el domingo..

A ver como sigue mañana.

Saludos

Nos estamos viendo!

Web Pages referring to this page
Link to this page and get a link back!