... y reinventarse en Sherbrooke

lunes, 19 de octubre de 2009

Montes azules, manzanas rojas...


Gracias a un día de asueto por jornada escolar de maestros, la visita mensual a la matadería "Centre du Québec" de Saint Germain de Gratham se transformó en un paseo por Le Chemin des Cantons.
Decidimos no volver por la autorruta 55 sino por el 10e Rang, que es un camino de ripio y tierra apisonada, muy bien mantenido, pues la velocidad se puede mantener entre 70 y 80 Km/H sin problemas, excepto por el polvo seco en los cruces con otros vehículos.

La vista de las granjas se interrumpió cuando vimos estos animales, no precisamente de la fauna local... Sí, son unos camélidos andinos sudamericanos (pero no me pregunten de que especie, por favor!) cómodamente disfrutando los -7°C con que amanecimos hoy.

Luego empalmamos con la ruta 116, siguiendo el "Camino de los Cantones" hasta Richmond. Verán como el camino, que hace pocas semanas estaba rebosante de colores amarillos, naranjas y rojos, ahora se muestra de un azul grisaceo algo más monótono, incluso en las laderas de las colinas y montes. Sin embargo, no éramos nosotros los únicos en observar, también éramos observados y muy atentamente.

Y ya en Sherbrooke, tomamos la ruta 143 para almorzar en Compton y terminar la siesta en la granja "La Pommalbonne" (juego de palabras que viene de "la pomme pas mal bonne" y significa algo así como "la manzana bastante buena") recolectando unas manzanas rojas de locura y también deleitándonos con "beignes maison à l'anciene" o donas caseras "a la antigua" excelentes (Eddy: te juro, te juro, te juro, que saben igualitas a los "boyitos" de abuela Frida... No te imaginás, volví a la infancia de un mordisco!!).
Las nenas se lanzaron el desafío de conseguir la manzana más roja, brillante y tentadora de la plantación, aunque para mí el resultado es dificil de definir, de tantas manzanas propias de Blancanieves que encontramos por doquier.
Además, como toda granja, los animales hicieron la diversión de las niñas y de los grandes también. Volvimos a encontrar camélidos sudamericanos, además de ciervos, ponys, cabras, ovejas, conejos, y hasta un burrito peludito que respondía a la descripción de "Platero" de Juan R. Jiménez.

Volvimos por la ruta 108 oeste hasta Belvedere Heights (el video no es de hoy, sino del 5 de este mes, aun durante el esplendor otoñal)
y de allí a casa.
Al final de la tarde, la acostumbrada práctica de futbol de Paloma
y una rica cena casera dio el cierre a un día que, hasta en la jerga de Andrea, estuvo "Super Duper!"

4 comentarios:

Luz dijo...

Hijole, Irmi... se me hizo agua a la boca la dona esa en la foto!
Tiene hasta el color y la apariencia regordete del boyito de abue.
Y bueno... yo extraño las sopaypilla con almibar con cáscara de naranja... sí.. buenas épocas..

Irmi dijo...

Bueno, creo que Eddy sabe hacer boyitos, tanto como tia Antonia (esto último me consta porque los he probado hace unos años, en el cumple de unos de sus nietitos). Vos te quedaste con el monopolio de galletitas de anis y yo con las sopaypillas, que ya hice en varias ocasiones... especialmente en esta época en que calabazas y zapallos son lo que más abunda por aquí! ;D
Besos, me voy a desayunar de ESAS donas :D

Leo dijo...

hola como estan?
bueno nosotros llegando se puede decir.
solo pasaba para saludar y quqe sepan que no he abandonado el blog.
y menos con tantas cosas qeu contar jejeje

Irmi dijo...

Pues, bienvenido otra vez! Esperamos los relatos, que imagino seran bien interesantes!
Saludos a la familia
Y disfruten de la primera nevada en Montreal!

Nos estamos viendo!

Web Pages referring to this page
Link to this page and get a link back!