... y reinventarse en Sherbrooke

martes, 15 de septiembre de 2009

Nuevo y no tan nuevo (II)

Esta mañana puse en Facebook unas fotos de Anahí yendo al colegio. El comentario y las fotos eran los siguientes:

"Anahí se va sola al colegio secundario que queda como a 3 km de casa.
Para eso el colegio le provee de un pase de autobus, usa el autobus municipal, porq tenemos varias líneas pasando frente a casa. Si no fuera así, le correspondería viajar en esos autobuses amarillos escolares que se ven en las películas.
Lo que aun nos da pirî (= estremecimiento, en guaraní) es que se va sola, aunque claro, están sus compañeras que toman el mismo autobus, todas quebecoises y con quienes conversa cómodamente en francés.

Quizás lo que nos da pirî es eso, ver que la vida que lleva es la que queríamos que lleve, que vive segura, feliz y tranquila, completamente adaptada a su nuevo (para ella, en años adolescentes, ya no tan nuevo) hogar.

PD: ayer ella comentaba que le parecía raro pensar que ella llegó aquí con sólo 9 años y habiendo terminado el 4º grado en Py, y que ahora tiene 11 años y ya va al 1º de secundaria... A nosotros no nos parece raro, sino RÁPIDO!!

Les dejo las fotos de esta mañana."


En general, fue el comentario de Anahí lo que me dejó pensando...

Vamos por el segundo otoño y se viene el tercer invierno. En enero próximo cumpliremos ya dos años de estar aquí y si aun no vamos a Paraguay, en aproximadamente otro año más ya estaremos solicitando la ciudadanía canadiense.

Qué significa esto? Mucho tiempo?
Las niñas dicen que sí, nosotros que no.

Ellas miden estos casi dos años proporcionalmente a los años de vida que llevan, y para las más chicas es como el 20% de su vida. Para nosotros es aun conocimiento, adaptación.

Cada mes nos damos cuenta de la "brecha situacional" (léase hábitos, expresiones, modismos, acento, gustos, juegos, actividades extraescolares, etc.) que convierte a las niñas en futuras canadienses "de verdad" - por decirlo de algún modo y aunque no hayan nacido aquí - mientras que nosotros seremos siempre los "padres inmigrantes" que hablan con acento extranjero y recuerdan sus vidas y aventuras en otro tiempo, en otro idioma, en otro país, su país de origen. Y esto no siempre es fácil de aceptar!

Nosotros estamos tambien en lo nuevo y en lo no tan nuevo cuando enfrentamos los estudios ya conocidos pero ahora en un idioma que nos esforzamos por dominar y en el cual nunca estaremos tan cómodos como con el nuestro (o LOS nuestros, o la mezcla de español y guaraní que hablamos los paraguayos, el yopará).

Y estudiando materias que ya habíamos estudiado hace años tenemos que enfrentar lo más nuevo, la evolución que para los nuevos estudiantes (o más jóvenes) ya no es tan nuevo, pero que para nosotros lo es y mucho: nomenclaturas, avances, descripciones, tecnologías y hasta técnicas pedagógicas diferentes, como por ejemplo hacer un proyecto de fotomontaje informático u otro arte visual para representar expresiones de Literatura... francesa, claro...

Incluso la ida de Anahí sola en autobus es algo nuevo, y Andrea con sus salidas en grupo, ya sea al cine, o a alguna fiesta del cole, o a la heladería, todo es nuevo para nosotros, pero para ellas es normal... bueno, sí, lo es, claro está!

Por nuestra parte, encontramos que cada nueva cosa no tan nueva es un desafío, y para nosotros, los desafíos están para ser enfrentados y superados.

Por lo pronto, lo nuevo de nuevo es el otoño que llega, los cielos agitados y los bellos arces que nos recuerdan - otra vez - que el tiempo pasa más rápido de lo que parece...
(como siempre, click sobre el collage para agrandarlo)

4 comentarios:

espaciotoronto dijo...

Me gustó esta nota sobre lo distintas que pueden ser las perspectivas de dos grupos generacionales ante un mismo hecho.

Maria Soledad dijo...

Hola Irmi, me gusta mucho tu post porque en parte veo reflejado mis sentimientos. Mi hija también tienen que irse a su escuela solita y también me da "Piri" como dicen ustedes..
En nuestro pais eso seria una locura dejar a mi hija irse sola a su colegio y en autobús público una locura! me identifico mucho con ustedes, el tiempo va pasando y las cosas poco a poco se van ajustando, al como deben ser. Por aqui, mi esposo también le ha tocado ponerse a estudiar para poder conseguir un mejor empleo, estudiar cosas que ya conoce, que ya sabe pero que aqui necesitan que lo "certifique" un diploma universitario. Toca.No hay otra manera.
Muchos saludos Irmi!

Irmi dijo...

Gracias por sus comentarios.

María Soledad, en nuestro país yo utilizaba el servicio de transporte público, que en realidad no es público sino privado, y viajaba con el corazón a punto de salírseme del cuerpo. La tasa de asaltos en autobuses y de secuestro de los mismos aumentaba con los días y uno finalmente no sabía si llegaría a casa sano y salvo. Eso aquí es inimaginable... a Dios gracias!!
Saludos

yhuri dijo...

todo lo que escribes es verdad , yo solo llevo seis meses pero igual que tu mis hijas van a crecer en este pais, la cultura, la lengua todo es como tu lo relatas,para nsotros lo padres es un proceso n poco mas complejo por donde se mire, muy positivo pero con un poco mas de trabas que la de nuestros hijos imigrantes ademas tan pequenos es mas facil tengo una de 10, 3 y un bebe en camino, lo importante es pegarnos a DIOS lindo y seguir adelante este maravilloso proceso

con cariño yhuri

Nos estamos viendo!

Web Pages referring to this page
Link to this page and get a link back!