... y reinventarse en Sherbrooke

lunes, 21 de septiembre de 2009

Altillos y buhardillas

Cuando tenía algo así como seis o siete años uno de mis libros favoritos era "Heidi", de Johanna Spyri. Me encantaba imaginar la cama de heno perfumado, pero sobre todo el altillo y la vista de las montañas desde la ventanita sobre su cama. Otra ventanita importante de mi infancia era la buhardilla de Sara, la "Pequeña Princesa" de Frances H. Burnett.

Caminando por Shebrooke en estos bellos y cálidos días de principio de otoño, esas imágenes me vinieron a la memoria al ver el horizonte azul de los Apalaches y al encontrar estos altillos y buhardillas, tan diferentes sin embargo de aquel de la casita del "Viejo de los Alpes" aunque mucho más acogedores.

Preferiría despertar con el sol de la mañanita entrando por la ventana?O con la media sombra de los arces otoñales enfurecidos de tanto rojo?O esperar en la torre a que mi príncipe encantado me despierte con un beso?
No importa la opción elegida, lo importante es gozar de la calidez del otoño mientras aun dure. Luego vendrá el fresco octubre, el Thanksgiving y Halloween, cambiando los arces por calabazas, espantapájaros y brujas de todo tipo.
Por el momento, yo aprovecho el tiempo libre después de clases disfrutándolo con mi príncipe y con mis tres hadas...

No hay comentarios:

Nos estamos viendo!

Web Pages referring to this page
Link to this page and get a link back!