... y reinventarse en Sherbrooke

jueves, 23 de julio de 2009

Como parte de la familia

Él era uno más de la familia, participaba en todo lo que hacíamos y no vino con nosotros a Canadá sólo porque sabíamos que estaría mejor quedándose en casa con nuestros familiares, disfrutando de un enorme patio donde correría como siempre le gustó, con su compañera Rubi.
Vivió 8 años, decíamos de él que tenía "complejo de niño" porque venía a mimarse y buscaba caricias como cualquiera de las criaturas de la familia. Siempre se supo querido. Y ahora nos dejó.
Quien a amado a una mascota, comprende la tristeza que tenemos.
Quien no comprende, reciba la recomendación de ver la película "Marley & me", él era físicamente idéntico a Marley: un labrador dorado aunque de tono un poco más oscuro y con los ojos más expresivos que he visto en un perro; pero a diferencia de Marley, él fue entrenado en el departamento de obedencia canina de la Agrupación Especializada, de la policía de Asunción... nada menos
Adiós, Terry, fuiste un perro excelente.
Toda la familia lamenta tu ausencia.




Dos de sus cachorros del año 2007

2 comentarios:

Kuanyin dijo...

Ay Irmi, lo siento muchisimo, comprendo por lo que pasas y sé que la desolación es muy grande. Tenía una cara más cuchi y que ojos más expresivos!! Que dichosos los que tenemos la fortuna de conocer perritos tan maravillosos y que para más fortuna, viven con nosotros y podemos llamarlos familia. Siempre estará en tu corazón asi como tu siempre estarás en el de él.

ARTURO dijo...

Hola Irmi!!
Te entiendo perfectamente nosotros tambien dejamos a nuestro querido perro, un cocker spaniel color miel que se llamaba 'Chocolate', fue el regalo de nuestro hijo de 4 a&os. Hace un a&o nos dieron la noticia que se habia muerto nos dio tambien muchisima tristeza.

Saludos
Arturo

Nos estamos viendo!

Web Pages referring to this page
Link to this page and get a link back!