... y reinventarse en Sherbrooke

jueves, 6 de noviembre de 2008

Qué emoción!!!


Amigo, vos que vas a leer esto y que sabés tan bien como yo lo que vale un regalo así cuando estás lejos, a vos te digo con lágrimas en los ojos
¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡GRACIAS!!!!!!!!!!!!!
Cuando el cartero hizo sonar el timbre pensé que era por algún documento. Cuando ví la dirección del paquete ¡casi me caigo de espaldas!
Se hizo esperar, pero llegó sano y salvo. Así es aquí, todo toma su tiempo.
Un gran abrazo, amigo, para vos y tu bella familia, y nuevamente gracias por este cubo de cartón y de inmensa felicidad.
Un beso a los cuatro (¿o ya son cinco?) ;D

3 comentarios:

Guillermo dijo...

Viste que lindo es tener un pedacito de nuestras cosas cerca? Lástima que a veces el precio que se paga por hablar de esas cosas es muy alto! Ojalá no pasen por aquí los agoreros de siempre que piensan que como nos gusta tomar mate no debiéramos haber emigrado!

Saludos y que lo disfrutes!

Irmi dijo...

Jajajaja!
Lo del mate no me preocupa, porque yerba se consigue por aqui, aunque no sea igual a la paraguaya. Después del gesto de cariño, lo que MÁS valoro de lo que recibimos es el pote de mermelada de guayaba, porque aqui sólo hemos conseguido dulce en pan, las famosas "goiabadas" brasileñas, pero no la "mermelada casera" que me encanta para rellenar una buena pasta-frola!! (Mmmmmm!!!!! eso sí que lo extrañaba!!)
Claro, que no cambiaría nuestra vida actual por mermelada... cuestión de balanzas, valores y cosas por el estilo, viste?
Saludos

Gus dijo...

Mmmm..., mate, dulce de leche, dulce de batata, de membrillo, empanadas, facturas argentinas, sí, forman parte de nuestra dieta diaria también en Montreal!

Beso!

Nos estamos viendo!

Web Pages referring to this page
Link to this page and get a link back!