... y reinventarse en Sherbrooke

domingo, 25 de mayo de 2008

¿Lo ven...

... o no lo ven?
A nosotras nos costó identificar al autor de los ruidos que nos seguían mientras caminábamos por el Boulevard de Portland en dirección al Carrefour de l'Estrie para tomar un bus.
Nos causó gracia este amiguito, según Andrea es un "perrito de la pradera", sólo que Sherbrooke no es precisamente una pradera, así que para mí, puede que sea una marmota, no lo sé, no tengo experiencia con la fauna norteamericana.
Además de al amiguito que nos escoltaba, vimos otras cosas: las tonalidades diferentes de verde, las hojas del arce rojo (que no son rojas sino mas oscuras aun), las extensiones inmensas de cesped, las amarillas florecitas de Diente de Leon, las pelucillas de sus semillitas al viento, los jardines, los tulipanes, en fin, la vida que bulle en la bella Primavera Sherbrookoise.

Y más aun, fue una tarde de "Madre e Hija", una de esas cosas que se vuelve menos frecuente de lo que yo quisiera desde que la Adolescencia entró a nuestro hogar, y que por lo mismo, es para atesorar.
Muy buen domingo, ¡espero que ustedes lo hayan disfrutado tanto como yo!

3 comentarios:

Angelita dijo...

Hola familia hermosa!!!
que lindo el nuevo aspecto del blog!!!
besos a mis preciosas!

Nata dijo...

Siii, yo tambien suelo encontrar por estos lados animales que no se clasificar. Aca tambien estamos rodeados de naturaleza pura. El otro dia cuando iva caminando a la escuela se me cruzo un zorrino, o al menos creo que era eso.

Luz dijo...

Y es que son esas vivencias las que arrancan sonrisas luego, realmente valen para atesorar. Recuerdo tu frase: Vos tenés una, yo lo voy a pasar tres veces. Sé que también atesorarás estas experiencias en Ale para ir conllevando mejor los cambios en Kiki y Annia.
Besos a todos, sister, y éxitos (como siempre te los deseo)

Nos estamos viendo!

Web Pages referring to this page
Link to this page and get a link back!