... y reinventarse en Sherbrooke

jueves, 27 de diciembre de 2007

Recargamos los sentidos

Una amiga me aconsejó "llenate de recuerdos" y eso estamos tratando de hacer, pero es difícil distinguir cuándo uno forma recuerdos y cuándo los vive, así que estamos viviendo a todo dar lo que nos queda por aquí, llenando todo lo que podemos:
  • las pupilas, de los rostros queridos, de los paisajes conocidos, de la brillante luz del sol, de la enormemente blanca luna llena, y de colores: del cielo, del suelo, de las plantas, flores y aves;
  • la nariz, de los olores: a flor de coco, a campo, a tierra colorada mojada por el rocío de la mañana, a humo de leña, a jazmines, a todo lo que nos recuerde las cosas que amamos;
  • las papilas gustativas, de los sabores: a asado a la parrilla, a sopa paraguaya, a pastel mandi'ó, a chipa guazú, a chipa almidón, a mandioca con butifarra, a ensalada de frutas, a jugo de piña (ananá) y a clericó navideño;
  • pero sobre todo la piel: de los abrazos de mis sobrinitas y los besazos en sus mejillas, de las caricias sobre sus cabellitos, del calor ardiente del sol tropical, de la frescura de las brisas de las mañanitas y de las finas lloviznas del regadío del jardín al atardecer;
  • los oídos son los que estimo que trabajarán más al principio, ya que tendrán que habituarse a un nuevo idioma, a nuevas voces, a nuevos modismos, a nueva música y a nuevos vientos. Pero aparte de llevar toda la colección de música paraguaya que tenemos, esperamos que la tecnología telefónica y virtual nos ayuden a paliar la nostalgia de este sentido.
Y los pájaros, ellos siempre vuelven... nosotros, no se, espero que volvamos alguna vez pero sólo de visita. Hemos luchado mucho para que este pais mejore, pero parece empeorar cada vez... no deseamos eso para nuestras hijas. No creemos en la suerte, creemos en construir nuestro futuro, nuestra vida, y eso depende de la ayuda de Dios, de nuestra fuerza de voluntad y de verle el lado positivo a cada adversidad, aprender de cada cosa que ocurre y nunca dormirse sobre los laureles ni llorar sobre la leche derramada. Esperamos que esa creencia nos ayude a lograr lo que buscamos: paz, una vida digna y una familia segura unida por el amor, eso que llamamos "FELICIDAD".

Esto es un fragmento de un correo enviado a una persona que me hizo reflexionar. Fue en respuesta a un mensaje breve pero repleto de añoranza. Esto fue parte de lo que surgió a consecuencia de tanto sentimiento.

(Haciendo click sobre las fotos, las pueden ver ampliadas)

1) Parte de la familia. 2) El Lago Ypacaraí visto desde el Cerro Caacupé.


3) Flor de Caraguatá y tela de araña. 4) Cocoteros en flor


5) Chiperas de Barrero Grande. 6) El volleyball de la tardecita

5 comentarios:

Gus dijo...

Está muy bien la reflexion, pero relax. También sucede que luego de unos años y de ser ciudadanos, cambia el sentimiento sobre "mi país". Lo único importante es la gente y no hay gente que valga más que otra.

Un beso grande y siempre adelante!

Arturo dijo...

Estimado Irmi,

Muchas gracias por tus comentarios en mi blog.
Tambien te deseo lo mejor para el 2008.
Comparto las ideas que expresas.
Hay un momento en el que te das cuenta que no hay mejora posible y que la opcion viable es emigrar.

Yo tambien estoy disfrutando al maximo el estar "DE VISITA" en estas hermosas tierras compartiendo las fiestas con la familia.

Mucha Suerte en y saludos desde MEXICO!

Arturo

Irmi dijo...

Gracias por los saludos, chicos.
Hoy, a sólo 3 semanas, lo del "relax" está algo lejano debido a la ansiedad por la nueva vida, el nuevo hogar; pero igualmente disfrutamos un montón, todo lo que podemos, de estos días festivos.
Feliz 2008!!!

Psicóloga argentina dijo...

Irmi, ya verâs... Y esto lo digo porque tus ojos tambiên tendran su festival aquí. Otros son los colores de las flores, plantas, de los mil pájaros del verano, las mil llamaradas del otoño y las distintas nieves (la marron no me gusta).
Para irse hacen falta algunas rupturas. Por eso no hay reencuentros, sino nuevos encuentros (aun con las mismas gentes). Lo único permanente es el cambio. Que tengan un hermoso 2008!
Silvina

Irmi dijo...

"No hay reencuentros sino nuevos encuentros"...
Sí, esa es la esperanza que nos mueve, que lo nuevo, aunque sea sólo por lo diferente, se vislumbre mejor que lo presente.
Gracias por tus palabras, Silvina, y muchísimas felicidades para ustedes, que tengan un excelente 2008 y nos vemos pronto!!.

Nos estamos viendo!

Web Pages referring to this page
Link to this page and get a link back!