... y reinventarse en Sherbrooke

miércoles, 28 de noviembre de 2007

Pocas cosas para el recuerdo

Pocas cosas son las que quedan en casa tras la venta: algo de vajillería (para tener en qué comer hasta que viajemos, jajaja), algunos muebles, las teles, una radio y un procesador de alimentos. Pero estarán poco tiempo, ya hay interesados.
Lo importante no es tanto lo que se ha vendido sino lo que se fue con ello: 14 años de cosas acumuladas entre los dos primeramente, luego con las niñas, 14 años de recuerdos, de regalos, de cumpleaños, aniversarios, nacimientos, y hasta ausencias definitivas como la que sentimos y recordamos hoy.
Hoy hacen exactamente 2 años que a las 8 de la mañana recibiera un llamado telefónico avisándome que mi papá se había ido para nunca más volver...

Hoy es el 2º aniversario de tu muerte, papá, y todavía estás presente en casa, igual que mamá, en las cosas que quedan y que no se venden porque eran tuyas y de ella.
Tampoco se vende la casa, queda para cuando volvamos a reunirnos los hermanos, tal como te gustaba.
Esta noche cenaremos juntos los 4 hermanos y nuestras familias en tu nombre, con el menú que más disfrutabas.
Sé que estás mejor ahora, así que no estoy triste ya, y supongo que si nos ves, estarás contento también por el camino que empezamos.
Nos acompañarás por siempre en el recuerdo, papá. Sabemos que siempre nos quisiste aunque no lo supieras decir.
Te extrañamos, papá. Aquí y aquí te dejo este homenaje, qué se que te gustaba

6 comentarios:

Gus dijo...

Es muy lindo el recuerdo que posteaste y me parece muy bien.

Todos estamos de paso, incluso nuestros hijos.

Un beso y siempre adelante!

ricardo dijo...

Es muy lindo lo que escribiste.

Saludos para todos

Los Marge dijo...

No te olvides traer los recuerdos, no importa nada mas, el resto aquí se puede comprar nuevo, usado conseguir regalado pero los recuerdos, no. Si no puedes traer todo aquello de lo que no quieres desprenderte, siempre hay algún pariente que te lo puede guardar hasta la próxima vez que vayas, así yo , como la hormiguita me fui trayendo libros y recuerdos que no pude traer en el primer viaje. Hay personas que prefieren quemar las naves con todo adentro y también lo respeto, pero a mí me ayudaron mis pequeños recuerdos en los momentos difíciles.
la computadora vendela a lo último porque mi hijo quiere seguir chateando con tu hija, jajaja.
Saludos

Irmi dijo...

Jajaja, no te preocupes Alejandra! Como la casa no se vende, mi hermano y su familia vendrán a vivir aquí, así que la compu, la conexión "banda ancha" a internet, la línea telefónica, la TV por cable, acondicionador de aire, ventiladores de techo, y otras comodidades se las dejo a ellos, eso significa que hasta la mañana del viaje podrán chatear nuestros chicos si quieren.
En cuanto a los recuerdos, algunos los llevaremos, otros los dejaremos en la casa, pero como decís, optamos por vender todo lo que puede ser "reinventado" (como le gusta decir a Vic) y que significarán nuevos recuerdos para una nueva vida, la que empezaremos en Canadá.
Gus y Ricardo, gracias a ambos por el saludo y por la amistad.

Nata dijo...

Que momento ese cuando tenemos que empezar a ver que se regala, que llevamos, que se queda esperando a que volvamos a buscar. Ese acto implica muchos movimientos internos. A mi me paso cuando empeze a armar las valijas y vi que mi placard se quedaba vacio, ahi es donde hice el click y dije "claro este ya deja de ser mi lugar, mi casa me esta esperando a unos 14.000 km de acá"

el ultimo apaga la luz y cierra la puerta dijo...

Hola Nata eso mismo que decis cuando vendi mi ropero y le dije a la sra que trabaja con nosotros que esa camisa me guarde en el ropero y ya se habia ido.Soy la media naranja de volar

Nos estamos viendo!

Web Pages referring to this page
Link to this page and get a link back!