... y reinventarse en Sherbrooke

domingo, 7 de octubre de 2007

Empieza lo difícil


Mañana es el cumpleaños de mi hermana.
Como es el "último cumpleaños que podremos pasar todos juntos como familia", decidimos hacer en casa el almuerzo dominguero con menú tradicional de chorizos, asado (pollo y costillitas de cerdo), sopa paraguaya, ensalada, mandioca fresca (recién cosechada y cocida) y torta de postre.
Es el primero de lo que ya imagino que será una laaaaaarga serie de encuentros con familiares y amigos para despedirnos una y otra y otra vez.
Resultado: hablamos TODO el día del viaje y de cómo será allá, la abuela repetía que quizás no vuelva a ver a sus nietos y bisnietas, mi madre política se puso a llorar en silencio (para variar, porque siempre se manifestó abiertamente en contra del viaje) y la nueva generación, los sobrinos y sobrinas, ya planean empezar a estudiar francés para ir a "lo de los tíos" a estudiar, a pasear o aunque sea de mochileros, en todos los casos para ellos significa una aventura.
Por nuestra parte, nos esforzamos para mantener la positividad y la alegría. El entusiasmo de nuestras niñas al narrar a las abuelas lo que les espera en el nuevo país es un aliciente más.
Aun así... ¿Es que no hay un modo más fácil de despedirse?

P. D.: Nelson, amigo, lo que te perdiste!!

12 comentarios:

Gus dijo...

Sí, otro asado, pastas, tomar el té, llamarlos por teléfono... Varias veces. Les enseña que después de una despedida, vuelves. Los abrazas de nuevo. Y te despides de nuevo. Y vuelves, y así, se repite la secuencia. Entonces SE ACOSTUMBRAN AL IDA Y VUELTA. El subconsciente aprenderá que no estás muerta, sino que vas y vuelves!

Al final te dirán: OK, vete ya! :))

Volar dijo...

Muy bueno, Gus! No lo había visto de ese modo.
Espero que en verdad sea así, porque de sólo imaginar el moquerío que habrá en el aeropuerto el día del viaje, se me revuelve el estómago...
Hasta pensamos en cambiar el horario del vuelo para la madrugada, especialmente para que no vayan las abuelas. Pero no creo que sea lo mejor para ellas tampoco.
Sigue siendo algo duro con lo que no me gusta lidiar, pero que es parte normal de este proceso, ¡Qué remedio!

ricardo dijo...

No te castigues mas con el tema de las despedidas. El dia que llegue te daras cuenta que todo sera diferente a como lo habias pensado.
Tomatelo con calma.
Saludos

Volar dijo...

Ricardo, ojalá que tengas razón en que todo será diferente.
Debo aprender de mi gordo que sí se lo toma con calma.
Él disfruta de estas despedidas, le encanta ser el "asadero oficial" de familia y amigos.
Yo me paso tomando fotos a diestra y siniestra y no me doy el tiempo de compartir lo suficiente, quizás por miedo a que si me acostumbro a compartir más, extrañaré más.

Arturo dijo...

Volar,
Son dificiles los preparativos y la partida, pero lo mas largo y complicado viene despues.

Para mi es como el embarazo y el parto. Complicados y dolorosos, pero solo duran 9 meses.
El verdadero reto de largo plazo es educar y sacar adelante a los hijos, una tarea de toda la vida.

Lo mismo es la emigracion, el dia cero cuando aterrizas en el aeropuerto de Montreal tienes por delante una ardua aventura que durara muchas decadas.

Les va a ir muy bien.
Suerte!
Arturo

ricardo dijo...

Bueno, no se si tendre razon o no. Quizas si. Quizas no.

Pero creo que lo que tu marido hace es lo mejor. Estar en calma en todos los momentos.

Es dificil. Hay que intentarlo.

Saludos y me alegro que te hayan gustado las fotos de paz de mi blog,

Saludos

Los Marge dijo...

Es muy difícil la despedida, pero una vez que pueden las abuelas venir una vez a ver donde vivimos y después de unas cantas visitas para allá,como dice Gus, ya no se hace tan difícil. El Internet y la telefonía IP ayuda mucho también.
Fuerza en esta etapa!
Alejandra

Tereré dijo...

Y bueno amiga, que le vamos a haver, me lo perdi pero no se puede tener todo en el mundo.

Y si, asi son las despedidas, ustedes fueron participes de la mia y da las gracias que uds. vienen todos juntos porque es dificil estar solo, sin la familia aun cuando los amigos que tengo aqui hacen un buen soporte nunca es igual. Yo solo quiero que noviembre llegue volando para tener a mi familia aqui.

Un saludo y disfruten las despedidas con mas y mas asados.

Nelson

Volar dijo...

Gracias por sus comentarios y su apoyo, amigos, el encontrarlos por aquí a diario hace más sostenible este proceso y la espera.
Nelson, tu comentario me hizo recordar que ¡cómo soy de egoísta!
Yo aquí disgustada porque mi gente quiere compartir momentos conmigo y vos por allá esperando ansioso a que llegue tu familia... (Lo siento, amigo, en serio)
En cuanto a las visitas de las abuelas, pues honestamente no se si me gustará que mi suegra nos visite a menudo, cosa que empiecen de nuevo las "malcrianzas abuelíferas" ... mmm... (jajajaja ;P . Hoy amanecí brujita! ;))

Hector Torres dijo...

Volar:

Pues como te comentan, lo pesado viene despues. Yo creo que lo importante es mantener la calma, lo que haces es parte de la vida, claro que tiene muchas implicaciones, y de que vas a extrañar, eso que ni que, pero ahora con las nuevas tecnologias (skype, messenger, etc...) es mucho mas facil que hace unos años, la comunicacion con tus familiares. Mi esposa habla al menos 3 veces a la semana, y eso por que no le alcanza el tiempo para hablar mas, con todas las cosas que hay que hacer cuando llegas, el primer año de asentamiento es verdaderamente absorbente.

En serio, a veces no tiene uno mucho tiempo de extrañar. Un consejo, ademas de estudiar el frances, sal a conocer la ciudad, es bella, y hay un montonazo de eventos muchos gratuitos a los que pueden asistir. Y por ahi te puedes agarrar una actividad extra, como hacer cerveza casera ;)

Sale, animo y mucha alegria.

Volar dijo...

La tecnología actual es sencillamente impresionante!
Es cierto que con los "messenger con voz", "skype" y otros, la comunicación es más barata, rápida y sencilla. Es un buen punto!
Y también concuerdo con el hecho de que mantenerse ocupado es una muy buena terapia anti nostalgia.
Total, ya tenemos profesor para ir preparando las cervezas, jajajaja!!! ;D

florestaquebec dijo...

Volar, no hay una forma de despedirse que sirva para todos. Nosotros nos sorprendimos de ver llegar un montón de gente. Creo que nunca vi una mesa tan larga ocupada en la cafetería del aeropuerto de Ezeiza. Todos amigos y amigas y compañeros de trabajo. De la familia ya nos habíamos despedido antes. Recientemente tuvimos la visita de las abuelas y con eso se les empieza a volver más chico el mundo. Comienzan a sentir que a pesar de ser tantos los kilómetros, estamos más cerca de lo que parecía. Y lo más importante: nos han visto bien, pero bien de veras. Y eso las ha tranquilizado... Tomense el tiempo que puedan. Simplifiquen todo lo posible. Suerte!!

Nos estamos viendo!

Web Pages referring to this page
Link to this page and get a link back!