... y reinventarse en Sherbrooke

sábado, 15 de septiembre de 2007

Ojalá que....

Llovió! Por lo menos aquí en la ciudad, llovió casi toda la noche y hubo zonas en las que cayó incluso un poco de granizo.
Ojalá que haya sido suficiente para aplacar en algo la espeluznante situación de los campos incendiandose implacablemente.
Ojalá que disminuyan las atiborradas consultas por problemas respiratorios y conjuntivitis en el impotente y colapsado sistema de salud pública.
Ojalá que podamos respirar un aire más limpio al que respiramos estos días.
Ojalá que el año próximo la vida en el campo no sea tan miserable y hambrienta como se presiente al ver los negros restos de cultivos, bosques y pasturas.
Ojalá que las autoridades realmente tomen las medidas acertadas, aunque sea en desmedro de sus propias cuentas bancarias.
Ojalá que no perdamos nunca la esperanza, la capacidad de soñar con algo mejor, de sensibilizarnos con el dolor del pueblo del cual somos parte, de ayudar a los que lo necesitan.
Ojalá que me perdonen por el tono entre ceniciento y blanquecino de mis palabras.
Ojalá que esto no sea sólo una colección de ojalás que...

No hay comentarios:

Nos estamos viendo!

Web Pages referring to this page
Link to this page and get a link back!